Porque abrir las piernas te abre la mente.

IMG_3893

O las caderas, que al final viene a ser lo mismo, aunque abrir la mente también te puede llevar a abrir las caderas, pero con la primera fórmula no hay pérdida.

Hace unos meses que comencé a mover las caderas descontroladamente o más bien con mucho control y conciencia en cada movimiento. Desde entonces no he parado de descubrir los misterios de mi pelvis, de las crestas ilíacas, del sacro, de mis adoloridas lumbares, del suelo pélvico y más internamente de mis intestinos, mis ovarios, mi útero y mi clítoris.

Bailar booty dance de la mano de Marta Munyoz me ha abierto la mente y el corazón para conocerme más y mejor y me ha ayudado a explorar mi cuerpo, a soltar, a desligar nudos bien antiguos y es que si supiéramos la cantidad de estrés que guardan nuestras caderas, pondríamos más conciencia en ellas. Yo pensaba que mis caderas estaban flexibles, siempre las había podido mover con soltura, pero desde que han descubierto el twerk no paran de agradecérmelo, ahora cada movimiento de mi pelvis es puro placer, sí, sí, placer.

Cada semana es un nuevo regalo, sentir mis piernas fuertes, mis vértebras menos cargadas, descubrir que tengo un culo precioso, verlo lleno de vida y a este punto quería llegar, a la vida que explota en mi pelvis. Porque los beneficios no se quedan en lo físico, la abertura va mucho más allá y sino preguntadle a mi compañero, sí, les relaciones emocionales y sexuales también se han visto beneficiadas. Estoy convencida de que la claridad que tengo estos meses en mi vida tiene mi cadera mucho que ver y no es porque lo diga yo, muchas culturas veneran este centro de poder y creatividad desde hace miles de años, así que no se está inventando nada. Yo solo siento beneficios y es como si abriendo mis caderas, mi conciencia se expandiera.

Se ha hablado mucho de esta forma de bailar como una manera más de empoderamiento, porque expresas abiertamente tu sexualidad y claro, con lo constreñida que es nuestra sociedad, definitivamente remueve nuestra moralidad, las ideas del ‘bien hacer’ y de patrones impuestos sobre nuestros cuerpos. Pero para mí va más allá, es una manera más de tener herramientas para conocernos, aceptarnos y por supuesto para divertirnos, porque mover las caderas te conecta con una alegría vital profunda.

Aún me queda mucho por aprender y estoy deseosa de transitar esta aventura en mi cuerpo y de descubrir todo su potencial, de sanarme a mí y a mis generaciones pasadas y futuras a golpe de cadera.

Selene Sanabria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .